Me vuelvo al pueblo

Edificios y espacios interiores

Sara Cerdá Calvo. Grado en Arquitectura
Ana García Rey. Grado en Arquitectura

Partimos de la premisa de ponernos en la piel del usuario, si les dieran la oportunidad de elegir, ¿Cómo les gustaría que fuesen las residencias en las que van a vivir?

Entendemos que para una persona mayor el dejar atrás su hogar, su rutina y su entorno supone un gran cambio que puede desubicarlos por completo. Por ello nos vemos en la obligación de que nuestro modelo les proporcione el bienestar y la estabilidad que necesitan para hacer de este proceso lo más agradable. Y es que si estos futuros usuarios nos respondiesen el factor común sería el pueblo. Ahí están sus raíces y orígenes y es la calidad de vida que añoran y recuerdan.

Ahora desde un punto de vista técnico analizamos el pueblo y su estructura urbanística y llegamos al esquema en el que encontramos la plaza rodeada perimetralmente de comercios en donde se desarrolla la vida social y comercial y en torno a centro aparecen las viviendas, zonas más tranquilas donde predomina la tranquilidad y privacidad. Algo tan simple como este esquema fue nuestro punto de partida, garantizando la continuidad con la vida anterior y manteniendo las relaciones sociales.